28 de junio de 2017

Las lágrimas de Claire Jones - Berna González Harbour



Las lágrimas de Claire Jones

Berna González Harbour

Ed. Destino
351 págs

La comisaria María Ruiz se encuentra desterrada en una de las provincias españolas más tristes para una investigadora criminal. En Soria el último suceso irresuelto del que se tiene noticia ocurrió en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido con matarratas desapareció para siempre. De estar viva, tendría 101 años. Desde que la destinaron a Soria, sacándola de la fiebre de Madrid, la comisaria Ruiz viaja todos los fines de semana a Ávila, donde acompaña en su trance entre la vida y la muerte a su compañero Tomás, que está en coma. Su viejo amigo, el comisario Carlos, finalmente ha conseguido convencerla para que un fin de semana se airee y vaya a visitarlo a Santander. Pero lo que tenían que ser un par de días de tranquilidad se convierte en el mejor incentivo para la comisaria Ruiz. El nuevo caso que Carlos tiene entre manos arranca con un coche abandonado en la zona del puerto. En el maletero, una chica muerta, y en el asiento del copiloto, un ejemplar del periódico The Times con fecha del 15 de octubre de 1998 y una noticia recortada. A estas pistas tendrá que enfrentarse una comisaria a quien el caso no le pertenece, pero que ella sí que necesita para no perder la cabeza y volver a sentirse realmente en activo y cercana a la realidad que mejor la define.

No conocía ni el libro ni a la autora cuando vi este libro. Tenía ganas de algo negro, y dije ¡allá vamos!, Las lágrimas de Claire Jones.

Con este libro hay dos vertientes los que le han gustado y los que no tanto. Yo conocía las dos opiniones, y cuando me puse a leer iba precavida. La verdad es que yo lo he disfrutado mucho, y me ha gustado. Una novela negra, bastante verosímil y concordante con la realidad y que engancha.

“Las lágrimas de Claire Jones” comienza presentándonos a la comisaria Ruiz. Actualmente se encuentra destinada en Soria tras algún problema anterior en su trabajo en Madrid. Allí se encarga de encontrar algo significativo en casos antiguos como es el caso que lleva, de 1954. Tiene muy buenos amigos en varios puntos de España y cuando un amigo comisario le llama para que acuda a Santander y le ayude en un caso, comienza una agitada y truculenta aventura que le llevará a volver a sacar su fortaleza y sus inquietudes policiacas: ha aparecido un cadáver de una chica muy joven en el maletero de un coche abandonado. No tienen idea de quién puede ser, y solo con unas pistas intentarán descubrir quién está detrás de esta muerte.

Antes de nada, quiero comentar que este libro es el tercero de una serie protagonizada por la misma comisaria, pero obviamente son casos totalmente cerrados y lo único (aunque importantísimo) es que si tiene una gran correlación personal entre los protagonistas. En mi caso particular, aunque hay cosillas que me hubiera encantado conocer más a fondo, no he encontrado fisuras, ni me he sentido perdida. La autora da los suficientes datos anteriores para que conozcamos aspectos fundamentales para conocer la actitud y la postura que tiene ante los acontecimientos que se enfrenta actualmente. 

El libro tiene un caso escabroso y un personaje fuerte y sólido aunque personalmente no he congeniado con ella, no por nada, sino simplemente no me cayó bien desde un principio. Pero eso sí, los protagonistas secundarios que rodean a la comisaria Ruiz son especiales, compañeros y leales, me han gustado mucho como actúan como se defienden y la actitud de vida que toman ante las circunstancias que vivirán. Además de estos hay otros personajes que dan vida y componen el perfil más negro y oscuro de la novela. Los personajes están perfilados y podemos profundizar en su angustiosa vida como es el caso de Claire Jones, una de las protagonistas de la novela. Conoceremos su pasado, su angustia, sus celos, su soledad… y veremos el porqué de sus lágrimas. 

La novela tiene un ritmo rápido por la estructura que usa: del pasado al presente y del presente al pasado. Cuesta meterse en materia porque no hay fechas, pero la intuición y el paso de las páginas nos confirman nuestra teoría. Con una gran parte de protagonismo del diálogo, las páginas volarán. Además, de todo el asunto policiaco y más de novela negra, la autora nos acerca a un tema novedoso, poco explayado y que incorpora aún más interés en la lectura: el tema de los cuáqueros en España. No os voy a explicar qué es, pero es un tema que desconocía y me ha encantado conocer. El final de la novela es quizás algo previsible, pero aun con eso me ha gustado, es bastante real, con acción y como a mi tanto me gusta con ciertos toques de dramatismo.

El libro aun siendo tercera parte me ha gustado. Me ha gustado la trama policiaca, como se investiga, los pasos y la actitud de los personajes. Me ha parecido muy coherente, muy real y me ha encantado esa sensación de querer saber más con esos capítulos tan cortitos. Aun no siéndome simpática la protagonista me ha parecido sincera y me gustaría volver a leerla (y por supuesto a sus amigos y compañeros), en sus anteriores casos y en algún otro posterior.

En resumen, Las lágrimas de Claire Jones es una tercera parte (totalmente independiente) con una protagonista original y diferente. Una novela negra entretenida y absorbente con abordaje de temas actuales como son las drogas, la prostitución o la mafia y con temas más interesantes como lo son el tema de los cuáqueros y la propia participación de los personajes. Una novela que se lee fácil, con una trama sólida y verosímil y que nos ameniza un día de verano.



Image and video hosting by TinyPic

26 de junio de 2017

No está solo - Sandrone Dazieri



No está solo

Sandrone Dazieri

Ed. Alfaguara
552 págs.

Un niño desaparece a las afueras de Roma. La madre es encontrada muerta y los investigadores creen responsable al marido de la mujer. Sin embargo, cuando Colomba Caselli llega a la escena del crimen se da cuenta de que algo no cuadra. Colomba tiene treinta años, es guapa, atlética y dura. Formó parte del Departamento de Homicidios de Roma, pero desde hace meses es incapaz de superar lo que llama «el Desastre», hasta que este caso vuelve a llevarla a la acción. Para resolverlo contará con un colaborador tan eficaz como peculiar: Dante Torre, un joven genio cuya capacidad de deducción solo es igualada por sus paranoias. Él también es un superviviente: fue secuestrado durante once años en un silo por un hombre que se hacía llamar «El Padre». Ahora tiene pánico a los espacios cerrados y ha hecho de su habilidad para encontrar a personas desaparecidas su trabajo. En la búsqueda de la verdad, Colomba y Dante deberán enfrentarse a su mayor pesadilla ante un caso de ramificaciones insospechadas.

Hace ya unos cuantos meses que vengo oyendo maravillas de este libro. Pero ha sido ahora cuando ha salido su segunda parte cuando me ha apetecido mucho más ponerle remedio, No está solo.

Este libro cuando lo conocí pensé qué portada y qué título más incompatibles. ¿Qué tendrá dentro para ser así? Bueno pues el título y la portada con el pajarito sí tiene que ver y tiene mucha importancia entre sí. Casi las 600 páginas me las he bebido en tres días. Sin duda un libro totalmente absorbente y que no puedes parar de leer.

No está solo comienza con un extraño relato donde un niño está encerrado en un silo y está supeditado a su secuestrador. Ya centrados en la historia vamos a conocer a Colomba, una mujer policía que está pasando por un momento traumático y se encuentra en excedencia. Pero cuando recibe una llamada de su antiguo jefe y compañero le será imposible negarse a su petición, que extraoficialmente comience una investigación del caso que acaban de comenzar: han encontrado a una mujer muerta, a su hijo desparecido y al padre como posible culpable. Rovere, su jefe no cree que sea así, y le encamina a que le ayude un chico, Dante, con una intuición inmensa para este tipo de casos, pero con una actitud algo desestabilizante. Estos dos comenzarán una investigación por su cuenta y les llevará por unos rincones insospechados.

Los personajes son peculiares, extraños, y muy controvertidos. Logran llamar la atención del lector desde el minuto uno: son genios, pero a la vez están algo "chalados", pero porque las circunstancias que han vivido han ido haciendo mucha mella en ellos. Colomba sufre de estrés y ansiedad postraumática tras sufrir “El Desastre” mientras que Dante ha tenido una “No infancia” ya que fue secuestrado durante años y ha vivido encerrado y enclaustrado en un silo. Aunque parezca mentira estos dos seres se compenetrarán y se sentirán uno desde que se conocen, sienten una intensa unión por los momentos que les han ocurrido a los dos, y eso transmite al lector una sensación de confianza y de familiaridad.

Pero eso no quita para que además transmitan la inseguridad, la locura o la excentricidad conllevando a crear una atmósfera totalmente oscura, agobiante y turbadora. En todo el relato nos vamos a sentir desconfiados de todos, inseguros porque no sabes por donde va venir el autor. La ambientación es total. Ya os digo no hay momento que baje la guardia y baje la sensación de opacidad e intriga, al contrario, en todo momento nos vamos a teorizar, a dudar y cada capítulo consigue aupar aún más si cabe la tensión.

El libro está construido eficazmente para captar todo nuestro interés. Con capítulos de extensión media y mezclados con capítulos narrados en letra cursiva en los que destaca momentos ocurridos anteriores y que serán momentos destacadísimos cuando menos lo esperamos. La tensión y la intriga no decaen, al contrario, cuanto más lees, más interesante se pone, y aunque en un momento dado intuí ciertas cosas, hay muchos puntos totalmente inesperados y potentísimos que cortan la respiración. El final es infinitamente sorprendente, emocionantísimo y termina con un intenso e increíble final ¡vaya manera de influir en el lector para que lea la segunda parte! Aunque el caso quede totalmente resuelto, el tema personal de los personajes queda en vilo y es desconcertante como termina…

Me ha fascinado. Como dije antes, me ha tenido absorbida, y no podía dejar de leer. Adictiva y muy buena: he descubierto un autor que está a la altura de Lemaitre, y va a entrar al top 10 de lo mejor que he leído en este 2017. Con unos personajes redondos, y con una trama que se va desenredando para volver a enredarse y convertirse en una historia conspiranoica, muy sórdida y a mi este tipo de teorías (quizás más verosímiles de lo que pensamos) me fascinan. Llena de acción, intriga y con un ritmo apoteósico me ha parecido brillante.
En resumen, No está solo es un thriller negro potentísimo, ágil y totalmente absorbente. Con unos personajes sobresalientes que sobresalen en la angustiante y compleja trama y que destacan con sus controvertidas mentes y personalidades. Una novela electrizante, quizás en algunos aspectos algo previsible, pero que nos encoge el corazón con un final de infarto. Una excelente novela negra con un ritmo tremendo que recomiendo desde YA.


Serie de Colomba y Dante:
  1. No está solo
  2. El ángel

Image and video hosting by TinyPic

24 de junio de 2017

Nuevo ganador Sorteo Hija única


Hola!

Una entrada muy rápida para respetar de nuevo uno de los ejemplares de Hija única ya que una ganadora no ha dado señales de vida.



El nuevo ganador es:



Felicidades!!!

Por favor tienes 24 horas pars mandarme tus datos postales y teléfono a eltemplodelalectura@gmail.com


Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...